Una de las historias que circulan sobre la coca-cola es que puede usarse para quitar el óxido de los metales.

Para realizar el experimento ponemos un trozo de cobre oxidado en un vaso con un poco de coca cola. Esperamos unas 10 horas y vemos los resultados.

Vemos que la parte del trozo de cobre en contacto con la coca cola pierde el óxido.

En la composición de la coca-cola se incluye el ácido fosfórico que sería el responsable del poder anticorrosivo.

Puedes repetir el experimento con otros metales (por ejemplo con monedas oxidadas)





0 Respuestas a 106 Mitos y leyendas de la coca-cola

Publicar un comentario