Después de apagar una vela ¿es posible encenderla de nuevo, a distancia? Es decir, ¿prenderla sin que la llama del cerillo (fósforo) o del encendedor toque la mecha de la vela? ¡Parece un truco de magia!


Claro que la magia no existe, sólo se trata de un fenómeno físico, relacionado con la combustión; y que Fao nos muestra en el siguiente video.

Así que, ¡Manos a la obra y a divertirse!

Precaución: solicita la ayuda de tus padres y/o profesor





Dificultad:
Requiere ayuda y/o supervisión de un adulto

Material:
  • una pequeña vela o candela,
  • cerrillos, fósforos o encendedor


¿Cómo hace?

1.- Con la ayuda de un adulto,
coloca la vela verticalmente en el candelero o la base y prende la mecha con cuidado.

2.- Deja pasar un poco de tiempo y despúes apaga la vela.

3.- Rápidamente y por encima de la columna de gases que aún emite la mecha, acerca un cerillo (fósforo) encendido, a una distancia aproximada de 5 cms.


¿Porqué sucede?

  • Después de apagar la vela, una columna de humo (con gases, como el vapor de parafina) sigue presente.
  • Si acercamos una fuente de calor (el cerillo), los gases nuevamente se calentarán, llegando a un punto donde el vapor de parafina vuelve a encenderse.
  • Entonces este fuego nuevo desprende luz y calor; y también es llevado abajo hacia la mecha de la vela.

¡¡¡ Chau !!!




0 Respuestas a Experimento # 14 : La Vela Mágica

Publicar un comentario

Experimentos Caseros